[RMSTG0405]
405
Plazuela y Teatro Municipal 1957

El mérito de esta arquitectura proviene de los franceses Francisco Brunet des Baines y Augusto Charmet, quienes fueron encargados por el Presidente Manuel Montt, en 1853, del diseño del Teatro Municipal y el entorno, construido sobre el barrio donde antes había funcionado la antigua Universidad de San Felipe y su viejo anfiteatro. La realización de las obras quedó en manos de Luciano Henault, también francés. Explica en parte el aspecto afrancesado y barroco de todo este sector.

El resultado de la obra fue una planta libre y rectangular, construida con cuna apertura de espacios que, en el esquema de damero o tablero imperante, es bastante escaso en nuestra ciudad, proveniente de las inspiraciones europeístas de la época. Su función ha sido, así, permitir la garantía visual y perceptiva del frontis de del Teatro Municipal sin que éste se vea opacado por los demás edificios.

Las fotografías más antiguas muestran el sector de la actual plazoleta como una antigua “plaza dura” rodeada por los edificios coloniales que ocupaban casi el mismo perímetro de los actuales. Una imagen particularmente interesante es la reproducida en el álbum “GASCO: Historia de la Compañía de Consumidores de Gas de Santiago, 1856-1996”, de Ricardo Nazer y Gerardo Martínez, donde se observa el aspecto primitivo de este antiguo lado de la ciudad, con parte de la vieja fachada del Teatro Municipal y una casa tejada de un piso en lo que es ahora la esquina de calle peatonal Tenderini, allí donde hoy está el Edificio de la Sociedad Nacional de Agricultura. Antes estaba también el desaparecido Palacio de José Arrieta, por el lado de San Antonio. En la esquina del frente había una residencia con altillo, allí donde hoy están las terrazas del Edificio Comunidad Agustinas, conocido como el Edificio Contalent por una publicidad en su frontis. Al fondo, se observa en la imagen un rústico y rocoso Cerro Santa Lucía antes de su remodelación iniciada hacia 1872.

En general, este aspecto no cambió mucho hasta el siglo siguiente. Luego del fatídico incendio de 1870, el Teatro Municipal sufrió varias remodelaciones (empezando por la reconstrucción, dirigida por Henault) y, hacia 1902, se levantó el majestuoso Palacio Subercaseaux en base a los planos de Miguel Ángel de la Cruz. Muchas nuevas modificaciones se realizaron durante el siglo XX.

En 1972, la plaza fue propuesta para monumento nacional. Por Decreto Supremo Nº 159 del 6 de febrero de 1973, se declaró Monumento Histórico Nacional a los edificios que dan a la Plazoleta del Teatro Municipal, como era llamada entonces, a la plaza misma y a los elementos del conjunto: la fuente, los muros, los portones y la casa-kiosco donde estaba la guardia del palacio.

fuente texto: http://urbatorium.blogspot.com/

 

0405_antigua_antigua
foto antigua obtenida desde http://www.portalnet.cl/