[RMSTG0395]
395
Fondas del Parque O’Higgins

Desde 1841 este espacio urbano era de propiedad fiscal y era conocido como el “Campo de Marte”, ya que allí se efectuaban los ejercicios militares durante el mes de septiembre. De esta época datan también las ramadas que se instalaban a un costado de las milicias, congregando una gran muchedumbre.

En 1870 el presidente de la República José Joaquín Pérez y el magnate Luis Cousiño, acordaron que este último remodelaría aquel lugar. Para llevar a cabo esta tarea, se contrató al paisajista español Manuel Arana, quien confirmó el espacio central para elipse militar, levantando pequeños bosques en su alrededor, senderos, una laguna en el área sur y un cerrito. También se construyeron un restaurant y un kiosco de música, ya demolidos, así como equipamiento y estatuas. El Parque Cousiño fue inaugurado en 1873, durante la intendencia de Benjamín Vicuña Mackenna. Lamentablemente Luis Cousiño falleció poco tiempo antes, sin que pudiera contemplarlo en su versión final.

El Parque Cousiño se convirtió en un polo de atracción para la emergente burguesía, ya que junto con elevar la plusvalía de las propiedades colindantes, era un lugar de encuentro social y de distensión para la clase acomodada. Paralelamente, cada mes de septiembre era el punto de reunión de ramadas y fondas para celebrar el aniversario patrio y la parada militar, adquiriendo un carácter popular y festivo.

A inicios del siglo XX surgieron nuevas formas de sociabilidad, vinculadas a los deportes modernos, por lo que el Parque Cousiño pasó a albergar competencias de tenis, béisbol, ciclismo e incluso automovilismo, las que en ocasiones reunían a varios miles de personas.

A pesar de lo anterior, a medida que transcurría el siglo pasado se advirtió un deterioro en la calidad de las instalaciones del parque. En términos paisajísticos, el área verde sufrió transformaciones relevantes, como la remodelación efectuada por el gobierno de Salvador Allende -que también cambió su nombre a Parque O’Higgins-, y ya más drásticamente a finales de la década de 1970, con la instalación de un parque de diversiones. Poco tiempo después, se inauguró el llamado “Pueblito”, que albergó restaurantes y pequeños museos, así como a la Universidad Bernardo O’Higgins.

Hoy este parque tiene una extensión de 64,9 hectáreas.

fuente texto http://www.memoriachilena.cl

 

0395_antigua_actual
foto antigua obtenida de Alberto Sironvalle @alb0black