[RMSTG0349]
0349
Teatro Municipal año 1930

El Teatro Municipal abrió sus puertas el año 1857, en el terreno que originalmente ocupaba la Universidad Real de San Felipe y donde se imprimió el primer periódico del país, la Aurora de Chile, el año 1812.

Gracias a la iniciativa de algunos particulares, en tiempos de la presidencia de don Manuel Montt, la capital de Chile tuvo un digno centro de actividad artística, a la par con los principales teatros de América. La construcción, centro de actividades para la aristocracia santiaguina, asidua a los bailes y las tertulias, tenía un marcado estilo francés y una actividad sumamente relevante para la época.

El 8 de diciembre de 1870 se vivió un gran drama. Un incendio destruyó el conjunto en su totalidad, haciéndose necesaria la construcción inmediata de un nuevo teatro. Éste fue inaugurado en julio de 1876, contando esta vez con mayor capacidad de espectadores y nuevas dependencias. Este nuevo teatro se vio fuertemente afectado por el terremoto de 1906 y por un incendio menor el año 1924, pero su estructura principal permaneció en el tiempo. Las últimas modificaciones relevantes, por causas de mantención y modernización, fueron hechas en los años 1958 y 1959. En todo este periplo de construcciones y reconstrucciones desde el siglo XIX, dejaron su testimonio importantes arquitectos como Francisco Brunet Des Baines, Luciano Hénault y Eduardo Secchi Muñoz. Todos ellos hicieron grandes aportes en la proyección de esta majestuosa construcción, declarada monumento histórico en 1974.

A medida que avanzaba el tiempo, el teatro fue amparando importantes instituciones que han sido fundamentales para el desarrollo cultural del país. Entre las más relevantes se puede contar a la Orquesta Filarmónica (1955), el Ballet de Arte Moderno (1959) y el Coro Filarmónico (1962).

A lo largo de su historia el Teatro Municipal ha acogido lo más importante de la actividad artística chilena, destacándose principalmente sus funciones de ópera, zarzuela, conciertos sinfónicos y de cámara, teatro y ballet. Por sus escenarios han pasado importantes figuras, como por ejemplo, los bailarines Rudolf Nureyev, Alicia Alonso, Mijail Baryshnikov, Margot Fonteyn o Anna Pavlova; los cantantes Ramón Vinay y Plácido Domingo; los pianistas Arthur Rubinstein y Claudio Arrau; los violinistas Yehudi Menuhin e Isaac Stern; y las actrices Sarah Bernhardt y Adelaida Ristori.

Hoy el Teatro Municipal, administrado por la Corporación Cultural de Santiago desde 1967, año de su constitución, y dependiente de la Ilustre Municipalidad de Santiago, es uno de los principales centros de actividad artística de la capital, particularmente en el ámbito de la ópera y el ballet. Asimismo, ha abierto sus puertas al mundo de la cultura popular y folclórica, acogiendo presentaciones de artistas tan distantes de la cultura clásica como Margot Loyola o Alberto Plaza. Además, junto al Palacio Subercaseaux, que se ubica al frente; a la calle Tenderini, convertida en paseo peatonal; a la Biblioteca Nacional y al cerro Santa Lucía, ubicados a pocos metros, constituye uno de los sectores más atractivos de la capital chilena en cuanto a belleza arquitectónica y actividad cultural.

Fuente de texto http://www.memoriachilena.cl

0349_antiguo_actual
foto antigua obtenida desde FotosHistoricasDeChile