[RMSTG0364]
0364
Casa Henry Meiggs (Ex Liceo de Niñas)
Alameda esquina Lord Cochrane 1857

Henry Meiggs nació el 7 de julio de 1811 en la aldea neoyorquina de Castkill. Hijo de Elisha Meiggs y de Fannie Williams. Se casó con Gertrudis Burns en 1832, quien murió aproximadamente 2 años después de haberle dado un hijo. En octubre de 1837, Henry se casó nuevamente con Caroline Doyle.

Desde muy joven se dedicó el negocio de la madera. Decidió viajar hacia California por la fiebre del oro, a donde llegó en julio de 1849 para vender madera, con gran éxito de ganancias. Pronto organizó la California Lumber Company, el más grande y mejor aserradero del Estado.

En San Francisco también trabajó con inmuebles y las especulaciones con bonos. Existen presunciones de que recurrió a la falsificación de certificados municipales para respaldar sus deudas.

En 1854, ante el temor de que su engaño fuese descubierto, decidió fugarse junto a su esposa, tres hijos y su hermano John. Tras cinco meses de navegación, llegaron a Talcahuano. Una vez instalados en Chile, las autoridades californianas se enteraron de su paradero y pidieron su extradición al gobierno chileno, pero esta fue denegada.

Emprendedor múltiple

Meiggs pasó sus primeros años en Chile, en la ciudad de Chillán, en medio de la miseria. Logró revertir su realidad económica al construir, bajo contrata, el tendido del puente del Maipo. Luego se hizo cargo de terminar, entre 1861 y 1863, dos tercios del tramo del ferrocarril de Valparaíso a Santiago. El inicio de esta obra coincidió con la muerte de su esposa en 1861.

Colaboró en la organización de la Primera Compañía de Bomberos de Santiago. Edificó la línea que conectó Talcahuano, Concepción, Chillán y San Carlos.

Sus posibilidades en el ámbito ferroviario lo llevaron a Lima en 1868, donde se encargó de la ferrovía a Arequipa (1868-1870). En enero de 1870 comenzó con la construcción de la vía del Ferrocarril Central Trasandino. Construyó una red de ferrocarriles entre Lima y el interior del Perú.

Sus actividades comerciales se extendieron a diversas obras públicas, la minería y la construcción de edificios, entre otros. Según se cuenta, una vez estabilizado económicamente, Meiggs comenzó a pagar las antiguas deudas que tenía en California.

Los trabajadores chilenos: “…justicia, porotos y paga”

El empresario norteamericano se destacó por el buen trato hacia los trabajadores. Estos no eran para él esclavos, sino socios de la empresa. Se citan como palabras suyas las siguientes: “Hay tres cosas que el peón chileno necesita para volverse el mejor trabajador del mundo: justicia, porotos y paga”.

Durante sus últimos años de vida, Meiggs luchó por escapar de la ruina generada por sus negocios en Perú. Su salud se vio quebrantada y murió de una afección cardíaca el 30 de septiembre de 1877 en Lima.

fuente de texto http://www.icarito.cl/

0364_antigua_Actual
foto antigua obtenida desde http://culturadebolsillo.blogspot.com/