[RMSTG0365]
0365
Vista de la Alameda y la Iglesia
de San Francisco 1950

Pedro de Valdivia trajo en su expedición colonizadora una imagen de la Virgen del Socorro, sus huestes y el mismo fundador de Santiago, atribuían a la posesión de esta iconografía el haber sobrevivido a los ataques indígenas. Es por ello que tras la fundación de la ciudad, Pedro de Valdivia eleva una petición al Cabildo para que se le otorgue un solar de tierra, con el fin de levantar una ermita en honor a la Virgen del Socorro.

La petición fue aceptada y se le concede un solar de tierra ubicado en el brazo sur del río Mapocho, considerado como un “paraje lejano y peligroso”. En 1554, el terreno de la Ermita del Socorro es donado a la orden franciscana, quienes en 1572 colocan la primera piedra de la iglesia. En el 1618 se concluye la iglesia, la cual estaba formada por muros de piedra, una torre, techo artesonado, sacristía y coro con sillería.

La construcción fue ejecutada por indígenas dirigidos por los frailes de la orden. La construcción soportó en general los embates telúricos, pero las sucesivas torres con que se la coronó se desplomaron a consecuencia de los sismos de 1643 y de 1751. La torre que actualmente posee la iglesia, es obra del arquitecto Fermín Vivaceta, quien en 1857 finalizó su obra, a la cual le incluyó un funcional reloj. En 1913 se inicio la demolición y la venta de los claustros interiores del convento, lugar que actualmente ocupan las calles París y Londres.

El convento hoy es el Museo Colonial, y aún en sus murallas permanecen los 42 lienzos que narran la vida de San Francisco y que fueron realizados en Perú y que datan de 1684. La Virgen del Socorro, quien fuera objeto de gran devoción durante toda la Colonia, está hasta hoy en el altar mayor de la Iglesia.

fuente texto: http://www.auroradechile.cl/

0365_antigua_actual
foto antigua obtenida desde http://www.portalnet.cl