[RMSTG0324]
0324
Parque Forestal hacia
calle Ismael Valdés Vergara 1956.

El parque forestal, es un proyecto que celebro el centenario de Chile. El parque corresponde a una intervención urbana aun mayor, la canalización del rio Mapocho, cuyos trabajos terminan en 1891. Este proceso de canalización corresponde a una gestión de Don Enrique Cousiño (el más prolífico promotor de parques en la ciudad), intendente de la época, gracias a la canalización se ganaron 20 manzanas de terreno.

El terreno ganado al rio, para la construcción del proyecto, corresponde al borde Sur de la canalización. Si bien en un comienzo se discutió entre la creación de un parque, o un complejo de edificios de carácter público dispuestos hacia el rio (al estilo europeo), fue el proyecto de áreas verdes, el elegido.

Los primeros intentos para llevarlo a cabo se hicieron a fines de 1899, avanzando los trabajos con gran rapidez, y así, en abril de 1903, se consultaron veinte mil pesos para atender a la terminación del Parque Forestal y la pavimentación de las avenidas laterales del rio Mapocho. Por ese entonces se habían plantado una gran variedad de especies forestales destacando, entre todas, sus tres largas avenidas bordeadas por plátanos orientales que le dan, hasta hoy, su característica especial. En 1906 se había terminado la laguna, complemento indispensable a todo parque y paseo santiaguino de la época (no existe en la actualidad), la cual se ubicaba frente al museo de Bellas Artes, para atrapar en este lugar las aguas del Mapocho, que buscaban recuperar parte de su antiguo cauce.

Jorge Dubois, paisajista francés. Fue el encargado del proyecto donde existen alrededor de 6500 ejemplares arbóreos, entre las especies utilizadas,destacan los plátanos orientales, pimientos, araucarias, jacarandaes, peumos, palmeras, quillayes, acacias, entre otros. El diseño del parque corresponde a una estética europea de fines de siglo, y comprendía el terreno ente las calles Mac-Iver y Vicuña Mackenna. En relación a sus características formales cabe señalar que El espacio más característico es su triple avenida de 300 plátanos orientales, espacio abovedado donde los troncos no impiden la vista del rio, solución lineal poco frecuente en una época de parques herméticos, bastante sombríos, para perderse en la espesura. Aquí no, pues se configura un orden para dialogar con el rio, potenciando ambos espacios.

El 1930 el parque ya estaba listo, y tenía la imagen que conocemos en la actualidad
El parque fue un éxito desde sus inicios, el cual surge como un espacio plenamente urbano. Aunque no hubieran crecido del todo sus árboles, el paseo comenzó a ser visitado de inmediato. En los años 40 y 50 cumplió un rol poético, atrayendo a los intelectuales de la época, transformándose en una especie de salón abierto en el que se reunían los artistas del bellas artes, los poetas e intelectuales, allí se forjo la llamada “cultura del forestal”, donde Enrique Lafourcade, Jorge Edwards, Enrique Lihn y Claudio Gianconi, entre otros, intercambiaban libros de Camus, Rimbaud, etc.

En los años 60, símbolo de otros tiempos, acogería a jóvenes descalzos con sus instrumentos musicales. Así, no ha dejado, desde entonces, de tener un rol decisivo para sucesivas generaciones de adolecentes.
Para inquietud de los vecinos desde los años 90 opera como un centro de eventos.

fuente texto: http://elparqueurbano.blogspot.com/

 

0324_antiguo_actual
foto antigua obtenida desde http://www.portalnet.cl/