[RMSTG0326]
0326
Castillo Dávila, Plaza Benjamín Vicuña Mackenna
Cerro Santa Lucía 1950

Mansión Dávila en la calle Santa Lucia, antiguamente se llamaba “de Breton”.

El origen de la calle Santa Lucía se remonta a los años de la conquista, con el nombre de El Sendero de las Cabras. Iba bordeando el cerro del mismo nombre, por su falda occidental, desde la Cañada hasta el Alto del Molino. Era una pequeña cuesta interceptada por el camino de la Merced. Una cadena de huertos rodeaba las laderas y en ambos costados caían los canales que la mano del mapuche había labrado en remotos tiempos para fertilizar el valle. Fue necesario ensanchar el camino para que cupiese un arriero con su mula y acortar el recorrido de los chacareros (dueños de las chacras) que llevaban sus cosechas de trigo a los molinos.

En 1767, un caballero francés llegó a las faldas altas del Cerro Santa Lucía, buscando en la pureza del aire un remedio para la enfermedad respiratoria de su mujer. Su nombre era Reinaldo Le Breton, natural de Saint-Malo, Francia. Había llegado a Chile en 1746 y pocos años después contrajo nupcias con la dama chilena Josefa Dunose y Caldera. Luego de dos años, el rey Carlos III de España mandó una orden que obligaba salir de sus colonias a todos los extranjeros. Para enfrentar la situación, el galo decidió formar una milicia con todos los forasteros que, al servicio del rey, irían a combatir a los indios rebeldes, con tal que se les otorgase el permiso de continuar en el país.

Después de hacer toda la campaña de Arauco, el 29 de diciembre de 1802, don Reinaldo murió y legó su nombre a la calle como primer morador. En esos años era una callejuela estrecha y empinada, llena de recovecos y casas por los costados que le daban una belleza trágica al sector. La gente de la época encontraba que el lugar tenía un gran parecido a Valparaíso, por lo que años más tarde decidieron llamarla el “Alto del Puerto”. (Santiago Calles Viejas, Sady Zañartu. Pág. 122).

En 1902, con las reestructuraciones urbanas, la vía tomó su forma definitiva y fue denominada Santa Lucía, en conmemoración a nuestro Monumento Nacional. Hoy tiene una longitud de 554 metros y va desde la Avenida Libertador General Bernardo O’Higgins (Alameda), a un costado de la Plaza Benjamín Vicuña Mackenna, hasta la calle Merced, en el corazón de nuestra capital.

fuente de texto Pedro Encina

0326_antiguo_actual
foto antigua obtenida desde http://www.skyscrapercity.com/