[RMSTG0247]
0247
El convento del Carmen Alto
desde el cerro Santa Lucía 1915

Donde hoy existen edificios de caótica impronta moderna, con locales de comida rápida y delincuencia a la orden del día; estuvo hace menos de un siglo uno de los templos más representativos del Santiago decimonónico.

Su imagen fue pintada por notables artistas y fotografiada a inicios del siglo XX como una postal del parisino centro de Santiago, con el ingreso monumental del Cerro Santa Lucía y las afrancesadas mansiones de los señores Lecaros y Méndez (hoy la desafortunada feria Santa Lucia).

La llegada de las carmelitas al país se debe a un curioso hecho: En 1680 el inglés Bartolomé Sharp aprovechándose del poco resguardo de la ciudad de Coquimbo, entró e incendió todos los templos católicos, continuando hasta La Serena, entrando a la Iglesia Matriz, y profiriendo los peores pecados y aberraciones a los objetos litúrgicos e imágenes.

Ante tal acto de herejía fray Francisco Vardesi propuso traer al país a la orden de las Carmelitas Descalzas, miembros de la reforma de Santa Teresa, protectoras de la herejía y los pecados del mundo.

fuente texto Glorioso San Isidro/

0247_antiguo_actual
foto antigua obtenida desde Glorioso San Isidro