[RMSTG0239]
0239
Plaza baquedano y la Estación Pirque 1937

En enero de 1889 don Domingo Concha y Toro consiguió del Estado de Chile una concesión para construir un ferrocarril de trocha de 1 mt. desde lo que hoy es la Plaza Baquedano o Plaza Italia, en la ciudad de Santiago, hasta los viñedos de su propiedad ubicados en Pirque. Dicha concesión fue transferida al año siguiente a la recién formada “Sociedad de FF.CC. del Llano del Maipo”, quien finalmente lo construyó y entregó al servicio en 1893.

Dos años más tarde, en 1895, fue adquirido por Francisco Subercaseaux y Emiliana Subercaseaux de Concha.

La idea original era construir un ferrocarril internacional hasta Argentina a través del cajón del río Maipo. Por ello, se planeó en una primera etapa su extensión hasta San José de Maipo, aunque las obras se concretaron solo hasta el sector de Barrancas, a poco más de un kilómetro de Puente Alto.

El servicio era realizado por coches de primera y segunda clase, además de diversos tipos de carros de carga, traccionados originalmente por locomotoras a vapor, hasta que en 1925 la empresa alemana Siemens – Schuckert adquirió este ferrocarril, electrificándolo inmediatamente y convirtiéndolo en un servicio interurbano, para luego, en 1935, transferirlo a la Compañía Manufacturera de Papeles y Cartones S.A., la cual dejó fuera de servicio el tramo Puente Alto – Barrancas.

Durante largos años, este ferrocarril sirvió como combinación para el Ferrocarril Militar de Puente Alto a El Volcán, transportando la carga proveniente del Cajón del Maipo hasta la combinación con el Ferrocarril Central en la estación Pirque.

El punto de combinación entre el Ferrocarril Militar y El FC del Llano del Maipo se encontraba al lado de la fábrica de papel en la Calle Eyzaguirre, cerca de la plaza de Puente Alto.

Su punta de rieles al norte era la hermosa estación Providencia o Pirque, donde combinaba con el ferrocarril de circunvalación de los FFCC del Estado. Esta estación fue construida por la “Compañía Central de Construcciones Haine” (una empresa belga cuya fábrica se ubicaba en la región de Hainaut, carca de la ciudad de Charleroi), y fue inaugurada en 1910. Se debe considerar que su belleza y magnificencia, para la época, se debió a que se esperaba que este ferrocarril transportara algún día a los pasajeros provenientes de Argentina.

A fines de la década de 1930, el Estado de Chile encargó al arquitecto austríaco Kari Brunner una serie de estudios que incluían al ferrocarril de Circunvalación, determinándose que su ubicación provocaba una incomoda división entre los sectores ubicados al oriente de dicha vía (actualmente el Parque Bustamante) y la parte central de la ciudad, por lo que recomendó que su estación fuera ubicada más al sur, hacia lo que hoy es la esquina de Avenida Matta con Bustamante.

Esta medida significó, de paso, que también el FF.CC. del Llano del Maipo tuviera que situar su estación más al sur, por lo que la hermosa estación Pirque fue cerrada en 1941, siendo posteriormente demolida. Aun así, al menos hasta 1962, los coches eléctricos seguían llegando hasta la Plaza Baquedano, unos metros más al sur que la demolida estación Pirque.

En la década de 1960, la concesión finalmente caducó por lo que en 1963 todo el trazado de este ferrocarril eléctrico fue levantado, instalándose en un corto tramo una vía de 1,676 mts. para servir al molino de la fabrica Luchetti, ubicado en el paradero 2 de la Avenida Vicuña Mackenna, el que era utilizado esporádicamente hasta que a fines de los 90 fué retirado definitivamente al construirse el viaducto para el ferrocarril metropolitano. Paradójicamente, casi 40 años más tarde, el Estado de Chile ha construido un nuevo ferrocarril siguiendo el mismo trazado original, ahora en la forma de la línea 5 del Metro.

Tal como dicen Ian Thomson y Dietrich Angerstein en su libro “Historia del Ferrocarril en Chile”; “Si lo hubiéramos dejado donde estaba, nos habríamos ahorrado los 400 millones de dólares que nos costó reponerlo”.

fuente texto http://www.amigosdeltren.cl

0239_antigua_actual
foto antigua obtenida desde Pedro Encina