[RMSTG0217]
0217
Predicador en la Quinta Normal
Quinta Normal

En el siglo XV el imperio Inca que había penetrado hacia el Sur hasta el Valle del Mapocho impusieron sus costumbres a las distintas tribus picunches que habitaban el valle, de hecho cuando Pedro de Valdivia fundo la Ciudad de Santiago a los pies del cerro Huelen (Sta Lucia), el 12 de Febrero de 1541, el valle de mapocho ya se encontraba con una incipiente planificación urbana de inspiración Inca, existiendo numerosos caseríos o tambos a los pies del cerro Huelen, en Lampa, Macul, Vitacura, Apoquindo, Tobalaba, Huechuraba, Ñuñoa, Colina, El Salto, Quilicura, Pirque, el tambo de Guaycolea en la Dehesa y el Tambo de Apochama en Cerrillos, todos comunicados por una excelente red caminera.

Los indios picunches se dedicaban a la actividad agrícola y la alfarareria, por lo que sus plantíos se diseminaban por el valle incluyendo la zona de lo que hoy es Quinta Normal.

Llegados los españoles impusieron rápidamente una nueva planificación de orientación española con barrios y manzanas, iniciándose la construcción de vías de comunicación vial como la ruta a Valparaíso, “El Camino de las Cuestas” que partía desde San Pablo en el Santiago fundacional, pasaba por Lo Prado, Curacavi y Cuesta Zapata, de manera que comenzaron a establecerse en las cercanías de la ciudad distintos villorrios de indios y servidumbre a orillas de estas vías, comenzando a poblarse la zona de lo que es hoy Quinta Normal.

No existe fecha exacta, pero se habría encontrado en la zona donde actualmente se levanta la radio estación naval, los restos momificados de un antiguo habitante de estas tierras, de aproximadamente 23 años, sexo femenino y de una estatura de 1,60 mts, con una data de dos mil años y que fue enterrada cumpliendo algunos ritos funerarios tradicionales de la época, restos que podríamos decir, fue uno o una de las primeras quintanormalinas que habito este sector del valle.

Al finalizar el Siglo XIX el área territorial que en la actualidad ocupa la comuna, estaba constituido por chacras y quintas de buenas tierras como todo el valle de Santiago, su producción era de hortalizas, frutales y trigo que abastecían de alimento al creciente Santiago de esa época.

Se estima que esta zona fue entregada por el Conquistados Pedro de Valdivia, como merced de tierras, al Capitán don Diego García de Cáceres y al oficial Diego de Monroy.

De esa manera se fue desarrollando Quinta Normal hasta que, en 1857 se inicia la construcción del Ferrocarril entre Valparaíso y Santiago trazándose una de sus cuatro lineas por la Avda. del Río hoy Calle Matucana.

En 1872 se pavimenta la primera calle con adoquines de piedra, la actual calle Matucana (Ex Avda. del Río) iniciándose con ello el desarrollo y la expansión urbana del Santiago Colonial.

En 1873 Se funda la Primera Sociedad Mutualista de Quinta Normal denominada “Unión Fraternal” entidad cuyo estandarte fue bendecido por nuestro Cardenal José María Caro el año 1929.

Ante el intenso poblamiento que ya se iniciaba como una manera de proteger los terrenos agrícolas y programar los cultivos se crea en 1875 lo que se denomino la Quinta Normal de Agricultura.

En 1893 se instala en Quinta Normal la estructura utilizada por Chile en la exposicion Mundial de París (1888) para conmemorar el Centenario de la Revolución Francesa, esta estructura metalica desarmable denominada Pabellón París, fue encargada al arquitecto francés Henri Pica.

Fue inaugurado en 1984 para la Primera Exposición Nacional Metalúrgica de Chile y en la actualidad lo ocupa el museo Artequin. En 1986 por decreto 131 del Ministerio de Educación fue declarado Monumento Nacional.

En 1898 ya se instala en la zona la Primera Industria de Quinta Normal y fue la fabrica de sombreros de paja “Cintollesi”.

La presión urbana de una capital en intenso desarrollo densifica la población de esta parte del valle de Santiago y se crea la Población Lourdes de Quinta Normal.

La necesidad de ir dándole forma a la Capital de Chile, el Presidente Ramón Barros Luco decide en 1915 crear una comuna en dicho territorio, para que los vecinos puedan administrar su desarrollo creándose de esa forma, la subdelegacion de Quinta Normal dependiente de la comuna de Yungay con 3.661 habitantes.

A partir de esa fecha comienza el desarrollo territorial y comunitario dictándose las primeras ordenanzas y se inicia el empedrado de sus calles, se crea también la primera Junta de Vecinos.

En 1927 se instala el primer alumbrado publico en la comuna, se crea la Policía de Carabineros encargada de resguardar el orden en las zonas rurales y que dependían de las Municipalidades, se inicia la construcción de la Radio Estación Naval en lo que es hoy la calle Nueva Imperial y General Velázquez.

En 1930 debido al crecimiento de la población, la instalación de numerosas industrias e instalaciones comerciales, la construcción de nuevas poblaciones, se fusionan las Comunas de Yungay y la subdelegacion de Quinta Normal naciendo definitivamente la Comuna de Quinta Normal.

En 1932 se funda el primer periódico de Quinta Normal denominado “El Despertar”.

El año 1940 la presión por construir nuevas poblaciones y planificar el desarrollo urbano de nuestra Capital obliga a cambiar el uso de suelo dejando de ser rural, para convertirse en suelo urbano, iniciándose un intensivo y permanente crecimiento de la población y de todo tipo de actividades propias de las grandes ciudades.

En 1942 se funda el Cuerpo de Bomberos de Quinta Normal en 1945 se funda el periódico “Cristal” por don Juan Bascuñan Arancibia y la oficina de radio y prensa denominada “Servicio Informativo Local (SIL)”

En 1950 se inauguran los primeros sistemas de abastecimiento de agua potable y alcantarillado por el Alcalde Alejandro Ruz Aguilera.

El hermoso edificio Municipal se levanta en lo que era el Parque Lo Franco

fuente texto: http://www.mibalcon.cl/

0217_antiguo_actual
foto antigua obtenida desde Pedro Encina