[QRVLP0207]
0207
Plaza Victoria Valparaíso

Es, sin duda alguna, uno de los lugares mas emblemáticos en la ciudad puerto; La plaza de la victoria aunque cueste creerlo, no siempre fue como la conocemos. A principios del siglo XIX, cuando Chile aun estaba en proceso de independencia, el sector era conocido como una plaza de toros, en donde todos los fines de semana y según las tradiciones españolas de la época, se hacían corridas de toros, hasta que finalmente y por ley, se prohibieron estas practicas en 1828. A partir de ese entonces el lugar se conocería como plaza “Vicente Orrego” en honor al cura párroco de la ciudad por aquel entonces.

Pero este nuevo nombre le duraría, bastante poco. Años mas tarde, el País obtendría una importante victoria militar en la batalla de Yungay en 1839. La historia popular, esa que no esta escrita en ningún libro, nos cuenta que después de la batalla los soldados marcharon triunfantes por las calle Victoria de Valparaíso (de ahí su nombre) hasta llegar a la plaza donde celebraron su victoria, y para conmemorar este hecho, rebautizarían el nombre de la plaza con el actual: “Plaza de la Victoria” nombre que lleva desde 1842.

Otra de las curiosidades, dignas de mención, de esta popular plaza, es su ornamentación; Su hermosa pileta o fuente en el centro de la plaza, las 4 estatuas que representan las 4 estaciones del año y los 2 leones que están en una de sus entradas, (la cual se supone la principal), tradicionalmente se ha dicho que todo esto no es mas que un botín de guerra, obtenido durante la guerra del pacifico.

Afortunadamente la verdad sobre sus estatuas, lejos de estar teñida en sangre, es que fueron un regalo de un antiguo Intendente de la ciudad, Don Francisco Echaurren en 1875, 4 años antes de la Guerra del Pacifico. Sucede que estas estatuas junto con la pileta fueron mandadas a construir a Francia a una fundición llamada Val D´Osne y eran hechas a catalogo y por pedido. Así podemos encontrar, por ejemplo, una replica exacta de la pileta en el cuzco en Perú y en otras ciudades sudamericanas, porque eran hechas en la misma parte. (con algunas variantes eso si, como el color y el tamaño pero es, esencialmente, la misma pileta repartida en 5 ciudades de latinoamerica diferentes).

Una vez desmentida la leyenda de que las estatuas habían sido traídas desde el Perú como botín de Guerra, y como la verdad era demasiado aburrida, surgió otro rumor, mucho mas plausible y por lo mismo hasta mas creíble. Quienes gustan de teorías de conspiración, saben o mas bien suponen que tanto don Francisco Echaurren como los caballeros de la fundición en Francia eran masones que pertenecían a la misma confraternidad y que por lo tanto todas las estatuas lejos de estar aleatoriamente colocadas, marcarían una especie de agenda oculta o algo por el estilo. Por supuesto esto ultimo no pasa de ser una mera leyenda urbana… o tal vez no.

Para terminar los dejo con una serie de fotos antiguas que muestran parte de la evolución que ha tenido este lugar a travez de los años.

fuente texto http://culturisticavalparaiso.blogspot.com

0207_antiguo_actual
foto antigua obtenida desde http://www.skyscrapercity.com/